El descuido que mata a un soldado en la guerra

Cuando recibimos la advertencia de que seremos atacados o golpeados, si somos prudentes y tenemos buenos reflejos, tomaremos aquellas palabras como consejos y evitaremos a toda costa recibir el daño. Sin embargo, si optamos por hacer caso omiso de aquellas palabras, nos exponemos sin reparo a sufrir el mal que se nos anticipó.

El refrán: “Guerra avisada no mata soldado, y si lo mata es por descuidado” es una clara referencia al comentario anterior. ¿Acaso alguno de nosotros desea ser lastimado? ¿Estamos dispuestos sin ninguna razón a soportar un golpe sin siquiera tratar de evitarlo?

Pues, en nuestra vida diaria, seamos creyentes de Dios o no, somos blanco de un enemigo silencioso e invisible al que llamamos Diablo, que lleva milenios perfeccionando las técnicas que repetidamente usa en contra de nosotros los seres humanos, pero muy especialmente los que somos Hijos de Dios, para lastimarnos, matarnos y destruirnos.

El enlace que dejo más abajo conduce a una enseñanza que Dios me dio la oportunidad de exponer hace ya un par de años en la página de Predicas Bíblicas. Les invito a leer esta enseñanza que tiene como fin advertirnos de las artimañas que nuestro enemigo común usa en contra nuestra y evitar así, ser una de sus víctimas de guerra.

Clic aquí para leer el artículo completo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *